Renacimiento (cartas vol.5)

Eres de cerámica, de piedra, de terciopelo. De mármol, pero calientito. Lisa, pálida. Así es tu piel. Imagínate una taza de porcelana de una vajilla china. Así de delicado, y blanquito. Puede que tus pecas sean las flores dibujadas en ella. 
Cuando te ví acostado, con tu respiración nerviosa e irregular y la luz del televisor alumbrándote y creando sombras sobre tu pecho juro que casi me muero de amor. Bonito. Con rizos negros. Hermoso. Presioné mi piel imperfecta contra tu piel perfecta para derretirnos con el calor expedido y ver si de alguna manera nos podíamos hacer una mezcla homogénea, no pude, y no me importó. Así estas mejor. Bonito. Hermoso. De mármol. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Madrigueras 3000

Cartas vol. 6

Chiquititito.