Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2015

Madrigueras 3000

Imagen
Esto es un testimonio real. Hace tiempo solía decir que quería cavar un hoyo y esconderme en el para siempre, lo decía en sentido literal. No era broma. Pero en la vida real no puedes abandonar todas las responsabilidades que designaron especialmente para ti, no puedes nomás irte a vivir como topo. Era tan fuerte mi deseo de tener un lugar en donde esconderme que me terminé haciendo dos madrigueras, en sentido figurado obviamente.
Les recomiendo hacerlo. Cuando todo está mal, estar en mi lugar seguro me hace sentir bien. Pongo todo lo que no me gusta en la otra madriguera y descanso en la otra. Pueden pasar semanas sin que salga de ella, la amo tanto. Cuando salgo de ella me arrepiento de inmediato. El mundo exterior es una mierda. En mi madriguera no hay preocupaciones, es un estado perenne de neutralidad y de vez en cuando me siento contenta, sobre todo cuando deposito mis molestias en la otra madriguera. Es tan cómodo estar bien cubierta de las eventualidades del exterior. Desde qu…

Chiquititito.

Imagen
Si me preguntas qué animal me gustaría ser te diría que un plancton. No estoy segura si es un animal o un microorganismo. Creo que es un alga. Como sea, me gustaría ser un plancton. Me los imagino flotando por el mar, sin importarles a dónde van o quien se los come. Sé muy poco de los planctons, hasta creo que el plural de "plancton" es, pues plancton, pero no estoy segura. Lo que sí sé es que son la base de la cadena alimenticia de las especies marinas, eso lo aprendí viendo un pedacito de documental. Una vez me dijeron que si me gustaría ser un plancton es porque me gusta bob esponja o el mar. Alguien más me dijo que se puede tratar de un complejo de inferioridad. No. La verdad es que siento que son de los pocos seres que con el único hecho de existir, son importantes. Si me fuera por el lado romántico diría que son criaturas humildes que se sacrifican por el bienestar del medio ambiente. Es cierto, pero lo que quiero es ser importante desde mi cama. Nada más.